Por Alexis Ortiz 

Las empresas en Estados Unidos gastan anualmente millones de dólares en la salud de sus empleados; sin embargo, no todas han establecido un programa de medicina integrativa que, de acuerdo a estudios, logra ahorros sustanciales en las finanzas de las compañías.

Una investigación de la prestigiosa Harvard Business Review concluyó que los empleados de Johnson & Johnson, en Estados Unidos, mejoraron su salud con un programa de bienestar que incluía, entre otras cosas, el aspecto salubrista, físico, mental y social de los trabajadores. El estudio también reveló que el proyecto logró reducir dramáticamente el número de empleados fumadores, así como los que tenían la presión alta. Esto, a su vez, provocó ahorros sustanciales en la empresa manufacturera, cifras que alcanzaron los 250 millones de dólares en un año.

Los programas de bienestar o salud integral, cita la publicación, son vistos como un incentivo a sus empleados, y no como una decisión estratégica de las compañías que, a la larga, lograrán ahorros en sus cuentas. Los doctores Richard Miliani y Carl Lavie demostraron en el estudio que un programa de salud integral puede mejorar, incluso, el estado anímico del empleado, lo que, a su vez, logrará mejores resultados en sus labores para la empresa.

A modo de ejemplo, los doctores supervisaron a un solo empleado por un periodo de 6 meses que participó del proyecto de medicina integrativa; los resultados fueron sorprendentes: la grasa corporal, su presión arterial y los niveles de ansiedad se redujeron en, por lo menos, un 57 por ciento. Además, el programa colaboró para que los costos de reclamación por empleado se redujera en más de $1,000 en comparación a las reclamaciones del año anterior.

Resultados parecidos se encuentran en otra investigación que cita la revista, esta vez en el Centro de Cáncer Anderson MD. Allí el programa integrativo redujo en 80 por ciento las ausencias por enfermedad y en un 64 las que eran por asuntos personales. Sin duda, las investigaciones han demostrado que los empleados saludables, física y mentalmente, son leales a las empresas que le ofrecen programas de bienestar integral.

Un factor común en todas las compañías con buenos resultados en la eficiencia de sus empleados es tener un programa de medicina integral y una persona capacitada para dirigirlo. Son estos especialistas los que estudian la dinámica del lugar, sus empleados y cómo establecer el proyecto en el lugar del trabajo. Igualmente, son los que dan seguimiento a las medidas del programa y evalúan los resultados para demostrar los beneficios del mismo.

Es por eso que un programa de salud integral debe ser un componente establecido en cada empresa, y no ser solo una alternativa para ellas. Los resultados se han evaluado en cientos de compañías a nivel mundial logrando cosas inimaginables para sus directivos, como lo son los ahorros en sus programas de seguros de salud y mejor eficiencia de los empleados.

En Puerto Rico este tipo de proyecto ha comenzado a tomar auge en las empresas. Por ejemplo, la fundadora de Puerto Rico Loves Yoga, Nayda Fernández, ha participado de varias orientaciones a empresas que buscan mejorar el rendimiento de sus trabajadores. Con más de 15 años de experiencia en el campo de la salud, Fernández cuenta con las herramientas necesarias para establecer este tipo de proyecto en las compañías de todo el país.

La pregunta es: ¿cuenta su empresa con un programa como este? ¿Qué está esperando para ponerlo en práctica? Si necesita más información, puede contactar a la especialista al correo electrónico nayda@prlovesyoga.com o a través de las plataformas sociales de Puerto Rico Loves Yoga.

 

 

Contáctanos

Deájanos un mensaje y nos comunicaremos pronto. ¡Namaste!

Enviando

Tel. 787-506-6001 / info@prlovesyoga.com

©2018 Puerto Rico Loves Yoga. Todos los derechos reservados. Diseño por Edwebstudio.com

o

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

o    

¿Olvidó sus datos?

o

Create Account