Existe una conexión directa entre el sistema nervioso con respecto a nuestro nivel de enfoque, desempeño y productividad. Nuestro cerebro se encarga de todos los comandos de nuestro cuerpo conectándose a una red llamada sistema nervioso. Esta red nerviosa se divide en dos categorías, el autonómico y el simpatético, quienes están en constante búsqueda de balance.

El sistema autonómico se encarga los comandos de descanso, digestión y reproducción, mientras que el simpatético se encarga de los comandos asociados con nuestra respuesta de alerta “flight or flight”. En el balance de estas conexiones se encuentra el nivel de optimización y funcionamiento de nuestro cuerpo. Si nos encontramos en constante estrés fisiológico, sea uno físico, emocional y/o tóxico el sistema nervioso pierde su capacidad de conectarse y comunicar correctamente. Aquí es donde nacen síntomas como la fatiga, bruma mental, dolores, lastimaduras, entre otros.

Nuestra columna vertebral sirve como escudo de protección para el sistema
nervioso. La misma pasa por muchos cambios durante el desarrollo de nuestro cuerpo. Formamos nuestras curvaturas mientras aprendemos a gatear y las vamos fortaleciendo mientras crecemos. Durante estos procesos pasamos por diferentes niveles de estrés que pueden contribuir a que nuestra columna no este alineada de forma correcta, causando interferencias en el sistema nervioso.

El estrés es la causa principal para que el cuerpo no pueda recuperarse y adaptarse correctamente de manera natural. Esta mal posición de las vertebras puede alterar como nuestro cerebro lleva acabo sus comandos o recibe los mensajes. Por esta razón, debemos cuidar nuestra columna. desde temprana edad para mantener el funcionamiento de nuestro sistema nervioso saludable y optimo. La mejor forma de mantener una columna alineada y conectada es con ajustes Quiroprácticos.

Los ajustes son específicos para cada persona y dependen de una
evaluación donde se integran exámenes físicos y neurológicos para encontrar donde existe el mal funcionamiento de la misma. Un ejemplo muy común de mal funcionamiento son los dolores de cabeza. La curvatura cervical es vital para que la comunicación y la oxigenación del cerebro puedan ser optimas. Hoy en día con la era de la tecnología nos encontramos horas mirando monitores y celulares de con la cabeza baja. Esto le pone hasta 90 libras de presión a nuestro cuello sumando la fuerza de gravedad. Si las vertebras pierden su curvatura, la presión que esto genera en los nervios y en la arteria vertebral pueden contribuir a dolores de cabeza, dolor de cuello y falta de productividad tanto en adultos como niños y jóvenes. Los ajustes y ejercicios correctivos que recomiendan los Quiroprácticos pueden ayudar a recuperar la curvatura correcta del área cervical, promoviendo oxigenación optima para tu cerebro y buena comunicación nerviosa.

La manera mas saludable de mantener tus niveles de energía y productividad en alto es visitando tu Quiropráctico para asegurarte de que tu cerebro tiene todo lo necesario para llevar a cabo sus funciones. La higiene vertebral se debe practicar todos los días igual que la bucal. Formas de mantener una columna vertebral saludable todos los días: Estiramientos cada mañana y noche, tomarnos descanso de la tecnología, movernos y ejercitarnos, y siguiendo las recomendaciones de nuestro doctor Quiropráctico para manejar el estrés físico, emocional y tóxico.

*La autora es Doctora Quiropráctico, su oficina Livia Well Chiropractic Center esta ubicada en Guaynabo, Puerto Rico.

0 Comentarios

Contesta

This error message is only visible to WordPress admins

Error: No connected account.

Please go to the Instagram Feed settings page to connect an account.

Tel. 787-969-6585info@prlovesyoga.com

©2019 Puerto Rico Loves Yoga. Todos los Derechos Reservados.

Términos y Condiciones  I  Política de Privacidad

 

Contáctanos

Déjanos un mensaje y nos comunicaremos pronto. ¡Namaste!

Enviando

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

o    

¿Olvidó sus datos?

Create Account