El cuidado puede ser agotador física y emocionalmente. Ya sea que esté en alguna profesión de cuidado o cuidar a un ser querido como tal, es importante que recuerdes recargar tus baterías. Para los miembros de la familia el cuidado también puede llevar a presiones adicionales, como la tensión financiera, el conflicto familiar y el retiro social.

Con el tiempo, el estrés de los cuidadores puede llevar al agotamiento, una condición marcada por la irritabilidad, la fatiga, los problemas para dormir, el aumento de peso, los sentimientos de impotencia o desesperanza y el aislamiento social.

 El agotamiento del cuidador es un ejemplo de cómo la exposición repetida al estrés perjudica la salud mental y física. El estrés crónico desencadena la liberación de hormonas del estrés en el cuerpo, lo que puede provocar agotamiento, irritabilidad, debilitamiento del sistema inmunológico, trastornos digestivos, dolores de cabeza, dolores y aumento de peso, especialmente en la parte del abdomen.

Tu cuerpo tiene una forma natural de combatir el estrés. El sistema de contra-estrés se denomina “respuesta de relajación”, regulado por el sistema nervioso parasimpático. Puedes activar la respuesta de relajación a través de prácticas de mente y cuerpo como el yoga, el tai chi, la meditación y las técnicas de relajación profunda. 

5 maneras de cuidarte si eres un cuidador

La autocompasión es esencial para el autocuidado:

Ser amable contigo mismo construye la base para el autocuidado. La autocompasión significa darte crédito por el trabajo duro y complejo de cuidar, alejarte de la voz interna críticamente y permitirte tiempo, incluso si solo son unos minutos al día, para cuidarte. La falta de tiempo o energía puede hacer que alejarse de ese tiempo sea particularmente difícil. Incluso puede sentirse culpable o egoísta por prestar atención a sus propias necesidades.

Practica la respiración simple durante 10 minutos al día:

Una de las técnicas más simples de relajación profunda es la conciencia de la respiración. Repasamos la conciencia de la respiración, la respiración de ritmo y otras técnicas de respiración en la Guía de Yoga de la Escuela de Medicina de Harvard. Entre las recomendaciones está la postura cómoda en una silla o cojín, cerrar los ojos y comienza a notar tu respiración. Es común tener pensamientos de distracción que van y vienen, pero solo déjalos pasar, y suavemente vuelve tu atención a tu respiración.Respire lentamente por la nariz durante cinco recuentos, mantenga y haga una pausa durante cinco recuentos y exhale durante cinco recuentos.

Pruebe una práctica de mente y cuerpo como yoga, tai chi, meditación y técnicas de relajación profunda:

Las prácticas de mente y cuerpo no solo fortalecen la salud física, sino que también profundizan la conciencia y la conexión entre la mente y el cuerpo. Se ha demostrado que el yoga reduce el estrés en los grupos de cuidado, como la familia de las personas con enfermedad de Alzheimer y cáncer.

Comer bien y dormir bien:

Es fácil olvidarse de las comidas y necesidades cuando trata de ayudar a otros. Mantener el sueño y la nutrición adecuados es clave para prevenir el agotamiento del cuidador. Desarrolle una rutina nocturna diaria de 10 minutos para lograr un sueño más reparador. Su rutina nocturna puede incluir sus ejercicios de respiración, meditación o posturas de yoga. La falta de comidas puede provocar irritabilidad y fatiga, por lo que es importante comer comidas programadas regularmente durante todo el día. La nutrición también puede ser un factor importante para prevenir el agotamiento.

Permanezca socialmente conectado. Encuentre apoyo a través de grupos de apoyo locales para cuidadores:

Si bien puede ser difícil asistir a las citas sociales con amigos y familiares ante la atención médica, es importante mantener las conexiones sociales para sentirse menos aislado y evitar el agotamiento.Al darse cuenta de que no está solo y que otros están pasando por experiencias similares, alimentas tu capacidad para la compasión.

Lea el artículo completo en: Harvard Health Publishing

 

 

 

Contáctanos

Déjanos un mensaje y nos comunicaremos pronto. ¡Namaste!

Sending

Tel. 787-969-6585 / info@prlovesyoga.com

©2018 Puerto Rico Loves Yoga. Todos los Derechos Reservados.

Términos y Condiciones  I  Política de Privacidad

Por: Social Wave Agency

 
or

Log in with your credentials

or    

Forgot your details?

or

Create Account