Por Alexis Ortiz 

El mundo en el que vivimos hoy día, sin duda, causa ansiedad: suena la alarma, apenas tenemos tiempo para desearnos los “buenos días”, el desayuno, el tapón, la carga de trabajo, los asuntos familiares, del hogar y personales. “¡Qué estrés!”, escuchamos decir a muchos a nuestro alrededor.

Y es que las responsabilidades diarias provocan daño y se reflejan rápido en el cuerpo que, en muchos casos, no sabe cómo reaccionar y simplemente colapsa. Escuché una vez que el cansancio mental es peor que el físico, esto en la mayoría de los escenarios provocado por la cantidad de tareas y gestiones que se nos designan día a día.

Nuestro cuerpo trabaja horas extras cuando se enfrenta a los desafíos cotidianos. La realidad es que no estamos preparados para enfrentar a toda esa energía adicional. Podemos comenzar a sentir ansiedad, temor, preocupación y tensiones. Si el estrés no se mantiene bajo control, puede ocasionar graves problemas de salud; como presión arterial alta, enfermedades cardíacas y diabetes.

¡No te preocupes! Hay soluciones para que no llegues a este punto. Repasa esta lista que preparamos para que evites el estrés:

 

  • Prioriza: En ocasiones podemos retrasar algunas tareas, pues no son importantes. Comienza a atender los asuntos que requieren rapidez o que son más urgentes. Haz una lista con ellos y mientras los vas cumpliendo te sentirás aliviado.

 

  • Haz algo nuevo que te apasione: Está comprobado que si atendemos algo que nos gusta, como clases de baile, cocina, pintura, ir al cine, a cenar o simplemente una tertulia, lograremos relajarnos, lo que aliviará el estrés.

 

  • Cálmate: Recuerda que la vida no es una carrera, planifica tus actividades y date el tiempo para realizar las cosas más importantes.

 

  • Duerme lo suficiente: De seis a ocho horas son las recomendadas para dormir cada noche. Si no puedes dormir puede ser ocasionado por estrés, ansiedad o depresión. Recuerda que la actividad física puede ayudar a mejorar la calidad del sueño.

 

  • Practica una actividad física diaria: La actividad física regular relaja la tensión física y mental del cuerpo. Los adultos físicamente activos tienen menos riesgos de sufrir depresión y perdida de la memoria. La actividad física puede ser una buena fuente de alegría también. Intenta asistir al parque a caminar o a una piscina  a nadar, pero haz algo.

 

  • Haz Yoga: Además de reducir el estrés, calma el dolor, mejora la respiración, potencia la fuerza, ayuda a controlar el peso, es buena para el corazón, ayuda a enfocarte y te brinda paz mental.

 

Esperamos que estos ‘tips’ te ayuden a manejar el estrés. Puerto Rico Loves Yoga comenzó esta semana sus talleres de Yoga para el manejo del estrés. Si quieres información, comunícate a través de mensaje privado a través de nuestras plataformas o por email a nayda@prlovesyoga.com.

 

Contáctanos

Deájanos un mensaje y nos comunicaremos pronto. ¡Namaste!

Enviando

Tel. 787-506-6001 / info@prlovesyoga.com

©2018 Puerto Rico Loves Yoga. Todos los derechos reservados. Diseño por Edwebstudio.com

o

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

o    

¿Olvidó sus datos?

o

Create Account