Con motivo del Mes de la Concienciación del Cáncer de Mama, continuaremos explicándote por qué el yoga es bueno para los pacientes de cáncer, específicamente para aquellos a los que se les ha detectado el cáncer de seno. Como ya lo hemos discutido, esta es una de las principales causas de muerte en mujeres en Estados Unidos y Puerto Rico y las proyecciones para los próximos años no son alentadoras.

En el reportaje anterior El yoga juega un rol importante en el cancer del seno expusimos que el yoga logra una disminución en la fatiga y en la inflamación en los pacientes en tratamiento para combatir esta condición. Ahora te confirmamos lo que algunos especialistas y estudios han concluido:

  • Un estudio llevado a cabo en Estados Unidos y publicado en Journal of Clinical Oncology, en el que participaron 200 mujeres con edades comprendidas entre los 27 y los 76 años, reveló que la fatiga de las pacientes de cáncer de mama se redujo un 57 %, mientras que la inflamación disminuyó entre el 13 y el 20 % con la práctica de yoga.
  • Fortalece los músculos y brinda flexibilidad. Aunque el ejercicio regular ayuda a estimular las defensas naturales del cuerpo para batallar contra el cáncer, muy pocos pacientes tienen el ánimo de hacerlo.
  • Mejora la calidad del sueño. El yoga ayuda a conciliar el sueño más rápidamente y que el sueño sea más profundo y restaurador.
  •  Los profesionales del yoga detallan que al practicar esta disciplina se produce una estimulación del sistema nervioso parasimpático, que es aquel que controla las funciones y actos involuntarios. El yoga reduce muchísimo el nivel de adrenalina y está demostrado que a personas en procesos de cáncer -sometidos a pruebas y tratamientos invasivos como la quimioterapia o la radioterapia-les ayuda a reforzar su sistema inmunológico facilitando su recuperación.
  • A nivel psicológico y mental, los pacientes que practican yoga semanalmente también adquieren técnicas de meditación, de atención en la respiración y atención al cuerpo que consiguen -según los expertos- un cambio de actitud a la hora de plantarle cara a la enfermedad. La afrontan desde el ‘yo puedo, y puedo estar con calma en este proceso’, y cuando están recibiendo tratamiento, se les facilitan visualizaciones que les generan menos tensión para que la vivencia de estar ocho horas enganchados a una quimioterapia no les deje un mal sabor de boca, relatan los especialistas.

 

Si eres paciente de cáncer o conoces a alguien que esté pasando por este proceso,  recuerda que tenemos el directorio de especialistas que pueden ayudar a sobrellevar esta enfermedad que afecta a miles de personas en todo el mundo.

Contáctanos

Déjanos un mensaje y nos comunicaremos pronto. ¡Namaste!

Sending

Tel. 787-969-6585 / info@prlovesyoga.com

©2018 Puerto Rico Loves Yoga. Todos los Derechos Reservados.

Términos y Condiciones  I  Política de Privacidad

Por: Social Wave Agency

 
or

Log in with your credentials

or    

Forgot your details?

or

Create Account